Enfermedad: Exceso de encías

Conocida también como “sonrisa gingival’, dado que el exceso de encías es notoriamente visible cuando el paciente sonríe. Se trata de la exposición de más de 3 mm de encía por debajo del labio superior. Si bien parece ser un problema exclusivo de la odontología estética, detrás del exceso de encías pueden encontrarse problemas más serios e incrementarse el riesgo de sufrir enfermedades gingivales y periodontales.

Causas habituales del Exceso de Encías

  • Erupción dental. Un tamaño y forma anormal de los dientes. Tener un exceso de tejido gingival provoca que los dientes parezcan cortos.
  • Longitud y grado de movimiento del labio superior. Si el músculo que controla el movimiento del labio superior tiene demasiada fuerza o una mayor capacidad de movimiento, ocasiona que se levante más de lo normal y hace que al sonreír, quede expuesta la encía.
  • La sonrisa gingival puede ser causada también por la forma de la mandíbula superior. Si ésta sobresale de sus límites normales, puede provocar este problema estético.
  • El desgaste dental puede acortar los dientes y generar una mayor exposición de la encía.
  • Ciertos medicamentos, anticonvulsivantes, hipotensores arteriales, inmunosupresores.

Respuestas sobre Agrandamiento de Encías

¿A que se debe el agrandamiento de encías?

La “sonrisa gingival” puede deberse a varios motivos. Desde exceso de crecimiento vertical del maxilar superior, a situaciones de desgaste en los dientes del paciente, ocasionando que la proporción entre dientes y encías no sea simétrica y se vea diferente.

¿Cómo se ve el exceso de encías?

Puede decirse que en una sonrisa “normal”, el labio está alineado a la base de los dientes. En caso contrario, podemos hablar de exceso de encías, que inevitablemente cobran protagonismo al sonreír, además de dar la apariencia de tener una cara alargada, creando un efecto desfavorable y antiestético para el rostro del  paciente.

 

2018-05-08T20:39:48+00:00